De la dilatación al posparto (puerperio)

6 comentarios

Ya he comenzado las clases de preparación al parto. La primera de ella, impartida por el ginecólogo Javier Blanes, se ha centrado en el proceso que va desde la dilatación al posparto (puerperio).

Ha empezado la clase explicando el porque los ginecólogos cuentan el embarazo en semanas y el resto de mortales en meses: porque para ellos todos los meses son lunares, tienen 28 días. De ahí que el embarazo no sean 9 meses sino 40 semanas. Ha explicado que entre las semanas 38 y la 42 se considera un embarazo normal pero que incluso en la 36, si está bien de peso, hay muchas posibilidades de que puedas tener a la criatura contigo desde el principio. Eso sí, que más de la 42 no se puede prolongar el embarazo porque hay peligro de que la placenta se vaya desgastando.

Luego se ha centrado en que tengamos claro cómo saber que estamos de parto y cómo reaccionar ante elloPara ello ha expuesto las dos formas posibles de hacerlo de forma natural:

  • Romper aguas.  Puede ser de dos maneras. Imagina que estás tranquilamente comprando y de repente ves un gran charco de agua a tus pies (ha hablado de medio litro). ¿Qué haces? No es necesario que llames a una ambulancia ni que salgas disparada al hospital. Lo fundamental es que llames a la matrona y se lo digas. De esta forma ella tendrá tiempo de avisar al ginecólogo para que acuda al hospital. Cuando hables con ella es muy importante que le digas el color de las aguas. En función de ello, la matrona te dirá si te da tiempo a pasar por casa, ducharte y coger las bolsas o si es mejor que vayas directamente al hospital y que alguien te las lleve porque no pueden pasar más de 24h entre la rotura de bolsa y el parto.

Pero puede darse el caso de que la rotura de la bolsa (por eso se rompen aguas) no se produzca por abajo sino, por ejemplo por arriba. En este caso, no vas a ver un gran charco de agua. Vas a notarte más mojada de lo habitual. Lo que debes de hacer es tumbarte. Si ha sido orina parará y habrá sido una falsa alarma pero si es la bolsa seguirás notando ese goteo y has de llamar a la matrona.

  • Contracciones. Es la forma más habitual de ponerse de parto. Blanes nos ha explicado que las notemos o no, a estas alturas todas tenemos contracciones, las llamadas de Braxton Hicks. Igual que un deportista ha de entrar antes de competir, nuestro útero se ha de ejercitar para el parto. Las notas cuando sientes que toda la barriga se pone dura. Si pasa muy a menudo, suele ser debido al estrés por lo que has de bajar el ritmo y comentárselo a tu ginecólogo.

Estas contracciones no tienen nada que ver en la intensidad y duración con las del parto. Dice que no tendremos dudas al respecto pero que empezar a tenerlas no indica que el parto sea inminente. Puede que estemos varios días notándolas de forma leve y esporádica. Llegado el momento serán más intensas y frecuentes. Momento de llamar a la matrona.

En lo que más interés mostraba Blanes era en que le hiciésemos preguntas, insistía en que no nos quedásemos con dudas, que esto no se trataba de que alguien viniese y nos “soltase la charla”. Por ello, no ha habido tiempo para hablar del posparto, las personas que allí estábamos  (unas 18 embarazadas, la mitad iban acompañadas de sus parejas) hemos empezado a preguntar. La gran mayoría eran dudas concretas sobre su situación personal. Quiero compartir con vosotr@s una respuesta que especialmente me ha gustado. Le han preguntado si dormir mal podía contribuir a tener contracciones. Él ha respondido que ninguna embarazada duerme bien pero que era cuestión de meses, que una vez pasado el parto ya podríamos dormir sin tener en cuenta la postura (se recomienda dormir sobre el lado izquierdo). Seguidamente un chico le ha contestado: “¡Pero si entonces es cuando no podremos dormir!“. A lo que Blanes no ha dudado en replicar:

Como padre te diré que  levantarme a las 3 de la mañana no era mi mayor ilusión pero pensaba que mi hijo me necesitaba y yo le estaba ayudando. Es como debéis de mirar las cosas, para ver problemas y quejarte de todo, mejor no tengas hijos”.

En esa línea ha sido su mensaje final. Lo principal es confiar en los profesionales e ir lo más relajada posible, intentando vivir al máximo ese momento.

La siguiente clase será práctica. La impartirá la fisioterapeuta Némesis Tortajada y girará en torno a ejercicios de tonificación, masaje perineal, etc. ¡Ya os contaré!

Anuncios

Plural: 6 comentarios en “De la dilatación al posparto (puerperio)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s