Cambios psicológicos durante y después del embarazo

No hay comentarios

Ayer asistí a una nueva clase de preparación al parto. En este caso nos la impartió el psicólogo Carlos Laza.

Aprovechando que algunas chicas llegaron tarde, nos dio el primer consejo: Nunca programéis vuestras vidas después de la maternidad porque llegaréis tarde y a veces ni llegaréis. Comentó que las personas puntuales y/u ordenadas serían las que peor lo pasarían si no aprendían a relajarse y a no hacer planes para más allá de un día. No soy especialmente ordenada pero puntual sí, de hecho soy de las que siempre llegan antes, así que me tocará cambiar el chip.

La clase la impartió de forma muy distendida, haciéndonos reír cada dos por tres. Dijo que para él sería muy fácil ponernos un vídeo, asustarnos y ya está pero que no se trataba de eso, que había que abordar los problemas con la mejor actitud posible.

Le dio mucha importancia a hablarle a la barriga, porque aunque la criatura no nos entienda es una forma de fomentar el apego.

Nos explicó que el primer trimestre de embarazo es normal notarse rara porque sueles tener náuseas/vómitos pero no notas nada en tu interior. La barriga apenas se nota. Además, en muchos casos el gine te prohibe las relaciones sexuales o incluso te manda reposo.

En cambio, el segundo trimestre de embarazo, según dicen los estudios, es el mejor de la vida de una mujer. Es el trimestre de los logros. Te encuentras con la líbido alta, ya han pasado las angustias, ves cómo crece la barriguita y en la gran mayoría de embarazos, empiezas a notar los movimientos.

Sin embargo, el tercero es el de los miedos. Al malestar físico asociado al peso, estreñimiento, cansancio, ardores….se unen un sinfín de temores. Miedo a que algo vaya mal, a las responsabilidades, al cambio…Según él es normal que veamos niños por todas partes, y que en muchas ocasiones nos fijemos más en los que tienen alguna discapacidad. Son miedos lógicos que mientras que no se conviertan en angustia simplemente hay que dejarlos estar, no alimentarlos.

No un miedo, sino una realidad es que después del parto la gran mayoría sufrimos algún tipo de trastorno psicológico. Nos los clasificó en tres: psicótico, depresión y tristeza. El primero, lo sufren un 0’5 de las mujeres. Suele darse en los primeros días después de dar a luz. Manifiestas un rechazo total al bebé, tienes visiones, hablas sin coherencia…El segundo, la depresión posparto, lo padece entre un 20 y un 25% de las mujeres y suele ser evidente al mes del parto. Está presente el rechazo al bebé, los llantos continuos, el pesimismo….En cambio, el tercero aunque le sucede a un 60% de las mujeres es más leve. Es una tristeza generalizada pero no hay rechazo al bebé. En los dos primeros casos, se ha de tratar con psicólogo e incluso psiquiatra. En el último, simplemente se pasa.

Por último, Laza nos recomendó no pensar en cómo será nuestra vida cuando nazca el bebé porque seguramente nos demos de bruces contra el suelo. Cuantas menos expectativas, menos decepciones y por tanto, menos agobios. No va a ser fácil, pero si hacemos de la paciencia nuestra mejor aliada, será mucho más llevadero y podremos disfrutarlo más.

Dicha la teoría, falta aplicarla. Lo intentaremos, ¿no?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s