Parto

Afrontar una cesárea

Antes de estar embarazada, o incluso en los primeros meses, si me hubieran preguntado por si prefería parto vaginal o cesárea hubiera respondido que me daba igual, que lo importante era la salud. Pero ahora la cosa ha cambiado.

Pitufina sigue en podálica. Si la semana que viene continua así, me programarán cesárea para la siguiente semana, la 38. Sé que hay tiempo de que se gire pero es complicado porque es bastante grande y sobre todo porque no se mueve mucho, nunca ha estado bien colocada.

Toca asumirlo: será cesárea.

Desde el principio algo me decía que iba a acabar en cesárea. Igual porque pensaba que había tenido mucha suerte con el embarazo y que por tanto tocaba un “mal parto”. Tenía claro que no me iba a frustrar si finalmente había de pasar por ello. He leído casos de mujeres que después de una cesárea lo pasan muy mal porque se sienten menos mujer, como fracasadas. Normalmente, suele ser porque querían un parto natural, respetado. No es mi caso, no me siento así, pero sí triste. Cuando me lo dijo el gine me dio el bajón. Y ahora, una semana después, lo empiezo a asumir.

Sé que no es el fin del mundo pero no es la forma de traer al mundo a pitufina que yo esperaba. No me da miedo la operación, confío plenamente en mi gine  y me da igual la cicatriz, de verdad.

Ser madre deja muchas cicatrices. Algunas son psicológicas y otras físicas. Las madres que han pasado por una cesárea suelen tener ambas. Pero sus cicatrices son recuerdos potentes de la fuerza y la valentía que mostraron cuando trajeron a su hijo al mundo. Estas cicatrices son la puerta por la que pasaron sus hijos cuando dejaron un mundo para entrar en el siguiente”. (Tres verdades sobre las madres que han pasado por una cesárea)

Me apena que sea todo tan frío, perderme el piel con piel, que tarde más el agarre al pecho...

Cada uno afronta las cosas a su manera. En mi caso, necesito pasar el duelo. Asumirlo en silencio y aislada del mundo. No me gusta escuchar consejos ni comentarios bienintencionados hasta que lo he digerido. Por eso, cuando al salir de la consulta mandé un wassup a mis padres y hermano para decirles que de peso iba bien pero que lo más seguro era que programasen cesárea y mi madre respondió con un “bueno, mira lo positivo, te ahorras los dolores“. Contesté con toda mi sequedad: “no hay nada positivo“.

Y lo sigo pensando pero no sirve de nada fustigarme. Toca asumirlo. Centrarme en que como, muchas cosas en la vida, no depende de nosotros. Que es para bien. Que en poco menos de dos semanas tendremos a Pitufina con nosotros, sin riesgos. Como dice el artículo mencionado,

“...una mujer embarazada espera en una mesa de operaciones pensando en lo que tiene por delante, a menudo asustada y a menudo sintiéndose muy sola.

En esos momentos, esa mujer saca toda la fuerza y el amor que siente por su bebé. Primero la inunda el miedo… y luego lo aleja de sí. Sabe que en ese momento, eso es lo mejor para su hijo, aunque lo mejor signifique una cirugía, con heridas y cicatrices de verdad. Aunque lo mejor signifique apartar un sueño o una visión que llevaba nueve meses construyendo en su cabeza”. 

Todo pasa. Todo llega. Desde hace tiempo es mi leitmotiv. La cesárea pasará. Estaremos con Pitufina dándole todo el amor del mundo y criándola con el mayor apego posible.

Anuncios

15 comments on “Afrontar una cesárea

  1. Fuerza bonita! Es la puerta que os ha tocado, es la puerta por la que vuestra pequeña va a ver el mundo por primera vez con sus pequeños ojitos. Y no será un piel con piel al momento con su mamá pero luego recuperareis ese momento con creces. Las cicatrices se llevan dentro, las que son visibles a simple vista son lo de menos pero, sabes? Todas acaban por cicatrizar.
    Mucha fuerza y, yo sigo cruzando los dedos por si decidiera girarse, hasta el martes hay tiempo.
    😘😘😘😘

    Me gusta

  2. Ante todo madre

    Pase por un parto natural del primero y por una cesarea la segunda. Y en ningun momento ni me he sentido mi mala madre ni mala mujer. No hice el piel con piel, ni su padre ni yo. Venia con dos vueltas de cordon en el cuello, y para mi lo primordial es que ante todo :NACIERA SANA SIN PROBLEMAS. El piel con piel me la repatinaba, como si luego no te reconoce a las tres horas, la lactancia me subio la leche pero no quise darle el pecho despues de un mes de mastitis, fiebres y sangre, y no por ello soy mala madre

    . Parece que nos hayamos vuelto locos: si no hay un parto natural, cuanto mas dolor mejor, asi subimos la foro al wapp y se las enseñamos a las amistades: veis? Aguante! Ni epidural ni leches, que no hay piel con piel, vaya llorera voy a coger, y la lactancia? Como si se acabara el mundo si no le doy el pecho, como si un biberon fuera Lucifer vestido de tetina. Vale mas sacrificarse que el bebe pase hambre se deshidrate pero la teta que no falte. Luego iremos al pediatra, a las asesoras de lactancia porque el niño no mama, eso si, directos a neonatos por una bajada de peso considerable. A ninguno de los dos di el pecho y tan sanos.

    Seamos realistas y toquemos los pies en el suelo: ni tanto ni tan poco. Que hay cesarea: LO PRIMERO EL NIÑO. QUE NO HAY LACTANCIA: LO PRIMERO EL NIÑO.

    En vez de adelantar y esperar progresivos avances en la medicina, parece que nos volvamos al siglo XIV.

    Lo primero es el bebe, lo demas, es secundario.

    Hablo con la premisa de que tengo un niño de 6 años y el otro de 3.

    Me gusta

    • Hola,
      Yo no me siento menos madre ni mujer porque sea cesárea. Sí que me gustaría hacer el piel con piel y haré lo posible por darle el pecho pero sin que eso me suponga un trauma. Lo intentaré pero si no se puede no se va a hundir el mundo.
      Como dices lo primero es el bebé y lo segundo la salud física y mental de la madre.
      Gracias por comentar.

      Me gusta

  3. A mí también me tocó cesárea porque mi bebita no se acomodó. Pero como dices, no es el fin del mundo. En cuanto nació, el médico me la mostró y pude estar junto a ella. Tampoco tuvimos ningún problema a la hora de la lactancia. Yo tenía la cesárea programada, pero días antes de eso, se me rompió la fuente y tuve que ingresar al hospital. Cuando entré al quirófano, ya tenía dolor de contracciones. Esto fue bueno porque mi cuerpo ya estaba preparado para el parto y por eso no tuve problema para que me bajara la leche. En fin, cada experiencia es distinta pero al fin y al cabo lo que cuenta es que el bebé nazca sano y sin problemas. ¡Ánimo y mucha suerte!

    Me gusta

    • Muchas gracias por tu comentario! Me tranquiliza mucho. Me da miedo que rompa antes por si al ser la cesárea de urgencias hay menos posibilidades del piel con piel pero bueno, como no depende de mi sólo queda confiar.
      A ver qué me dice mañana el gine.
      Gracias de nuevo.
      Por cierto, ¿cuánto tiempo tiene tu bebita?

      Le gusta a 1 persona

      • Mi bebita ya tiene 2 años, así que ya no es tan bebita! Pero todo ha salido muy bien con ella. No te preocupes, estoy segura de que todo estará muy bien contigo y tu bebé. Suerte y bendiciones!

        Me gusta

      • Sí, ya no es tan bebita 😉 Gracias por tus palabras. El 29 de octubre será el gran día. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • Wow! Ya casi! Verás que todo sale bien 🙂 Bendiciones!

        Me gusta

      • Si ya me costaba dormir por las noches ahora ya…Es una mezcla de sensaciones: miedo, nerviosismo, emoción, ilusión…Ya te contaré. Gracias por tus bendiciones. Ojalá le lleguen a mi pitufina y nazca sana.

        Me gusta

  4. Yo te entiendo, qué palo… pero la maravilla es el resultado. La Pitu ya casi llega!

    Me gusta

  5. Pingback: Recuperación de un parto por cesárea

  6. Pingback: La llegada al mundo de Pitufina: parto por cesárea

  7. Pingback: La primera semana de mi pitufina

  8. Pingback: Tenemos una cita, mi pitufina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: