Balance del primer mes de vida de mi pitufina: lo que no te cuentan de tener un bebé

16 comentarios

Pitufina ha cumplido su primer mes de vida y toca hacer balance. ¿Ha sido como esperaba?

pie-2Dejando a parte el tema de la varicela (por cierto, hoy han confirmado que a ella no la he contagiado y le dan el alta; eso sí, se ha de ir a casa de los abuelos pitufos porque yo aún no estoy curada al 100%) y del seroma, el primer mes de vida de Pitufina ha sido durete.

Es cierto que si no hubieran habido esas complicaciones todo habría sido más fácil pero eso no quita que sobre todo las dos primeras semanas fueran más duras de lo que me habría imaginado. Posiblemente si en lugar de la haber optado por la lactancia materna hubiésemos decidido darle leche artificial habría sido más fácil porque el tema de la teta es complicado. Por muchos libros que hayas leído y clases de preparación al parto a las que hayas ido, la realidad no tiene nada que ver.

Tal vez por eso el pediatra en el hospital al verme con el libro de Carlos González dijese: “Me río yo de ese libro“. O tal vez no fuera por eso pero la realidad es que por muy decidida que iba, por muy segura de que tenía leche, de que conocía las posturas para el agarre…Los días, y las noches, no fueron nada fáciles. Nadie te dice que puede ser que tu bebé haga tomas de casi dos horas. Normalmente de la hora no bajaba pero llegó a estar dos horas enganchada (teta izquierda, derecha y vuelta a empezar)…dormir menos de 10 minutos y ponerse a llorar. ¿Quiere bracitos? ¿Le duele la barriga?. Probamos a introducirle el dedo en la boca y lo succiona como una descosida. ¿Más hambre? ¿No traga bien? ¿No produciré suficiente leche?. Acabas dándole otra vez el pecho y quedándote dormida con ella enganchada a la teta.

Y claro, cuando empezáis a acumular noches en las que, con un poco de suerte dormís 4 horas (y no juntas) el carácter, por mucho que os queráis, cambia. Estáis más irascibles e inevitablemente discutís. En su día un par de amigas me dijeron que los hijos en lugar de unir, provocan distanciamiento. Una me contó que nunca había discutido con su marido hasta que llegó la primera hija. Puedes tener habladas las cosas básicas entorno a cómo educar pero el día a día es un cúmulo de situaciones que puede que veáis de diferente manera, y si estáis cansados, el intercambio de pareceres sube de tono.

Y si a la falta de sueño unes el cambio hormonal producido después del parto la mezcla puede resultar explosiva. En mi caso, durante el embarazo no tuve cambios de humor significativos. Algunos días, algo más sensible pero poco. Apenas lloré o me enfadé. Me sentía bien. Por ello no contaba con el cambio tan bestial que experimenté. Me pasaba el día llorando. Lloraba porque me hacía daño al mamar, porque ella lloraba y no podía consolarla, porque por la cesárea  no podía ni cogerla, porque me sentía inútil, porque llegaba a plantearme si la quería lo suficiente, si valía para ser madre…Hasta que un día cuando una de mis mejores amigas se pasó sin avisar por casa (no cogía el teléfono nunca porque siempre tenía a mi pitufina en el pecho y cuando no, aprovechaba para descasar) y le dije que por favor se fuera que necesitaba descansar, sentí que había tocado fondo. Ojerosa, con camisón manchado de leche, mal peinada y con ganas de llorar…No podía seguir así. Decidí que aunque estuviese en casa no iría en pijama y que aunque fuera en 2 minutos, me pondría crema en cuerpo y cara. Poco a poco me fui sintiendo mejor y aunque a veces la situación me desbordaba lo afrontaba con algo más de calma.

Tenía claro que si continuaba sintiéndome mal recurriría a un psicólogo. De momento no ha hecho falta. Y creo que ahora lo llevaré mejor. El estar alejada de ella más de una semana hace que eche de menos las noches sin dormir. Pero que nadie diga que la maternidad es maravillosa. Sí, tiene momentos preciosos pero los inicios (al menos en mi caso) no son lo fáciles e ideales que te habían contado.

¿Cómo han sido los vuestros? ¿Consejos para llevarlo mejor?

Anuncios

Plural: 16 comentarios en “Balance del primer mes de vida de mi pitufina: lo que no te cuentan de tener un bebé”

  1. Siempre he leído que el primer mes es duro, no te sientas mal. No creo que seas un caso especial, al contrario. Poco a poco todo se irá normalizando y recordarás todo esto como algo muy lejano, ya verás.
    Me alegra mucho saber que le han dado el alta y que, aunque no pueda estar todavía contigo, esté fuera del hospital. Ya queda menos.
    Un beso giganteee!

    Me gusta

  2. ¡A todas nos pasa! Incluso, aunque ya sea el segundo o el tercer bebé, los primeros días siempre son muy difíciles. A mí, lo que me funcionaba era pensar que todo es una etapa pasajera, que no siempre va a ser así. Aunque estos primeros días parezcan una sesión de tortura interminable, sí se acaban. ¡Ánimo!

    Me gusta

  3. Muy identificada, nosotros discutimos salado, un día sentí que me quería morir, ese día sentí que toqué fondo. también me pasó de estar ojerosa, con camisón y manchado de leche, como aparte soy una vaca produciendo leche, mojo todo lo que es ropa, adelgace y peso 48 kilos, que siempre fui flaca pero esto es el colmo…Ahora que ya pasó un mes, todo esta tomando otro cauce, aunque sigo dolorida de la cesárea, ya me puedo vestir de gente civilizada, me he hecho tiempo de ponerme una crema humectante en la cara…habría que visibilizar más que la maternidad no es un estado ideal, por lo menos, normalizar, en realidad nada de la vida que sea idealizado llega a buen puerto, reconociendo que el primer mes es duro, ayudaríamos a muchas futuras madres, en mi caso se agrega que tengo un prematuro, por lo que todo todo es más delicado, pensar que estoy contenta porque pasó de usar talle doble cero a talle cero!!mi chiquitito gigante! Así que no estamos solas, me siento muy aliviada al sentir que les pasa a otras y no solo a mi, y lo bueno es que ya ahora la situación está cambiando, ánimos y ya pronto con Pitufina en casa…

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola,

      Sí, habría que hablar más de esta realidad. Que seguramente no todas pasamos por ello pero estoy segura de que muchas más de lo que pensamos. Sabes que puede que duermas poco pero nadie te prepara para el cambio bestial que se produce.
      El simple hecho de poder vestirte de gente civilizada, como dices, y ponerte una crema en la cara parece una tontería pero no lo es. La mente es más poderosa de lo que creemos.

      Pobrecico, talla doble cero…Menuda preocupación llevarías. Qué tal está?

      PD: Pitufina ya está en casa 🙂

      Me gusta

  4. Ayyy, me siento muy identificada con lo q dices. Con mi primera hija pasé un mes fatal entre dolores de la episio, problemas con la lactancia, cambios brutales de sueño/rutina, emociones a flor de piel… Ahora con el segundo todo ha sido mucho más llevadero y creo que es porque soy más consciente de q todo son etapas y puedo relativizar… “La querrás lo suficiente?” La adorarás! Pero es q cuando nace no la conoces aún! Poco a poco se va convirtiendo en el amor de tu vida, pero no el primer día! “Te sientes como una inútil?” No lo eres, eres lo más importante, tú eres la madre. Pero también una persona con una cirugía mayor que tiene q recuperarse. Y eres primeriza, conoces el dicho africano de q para criar a un niño se necesita a la tribu entera? “La teta no va como esperaba” Ya, parece mentira q siendo algo natural cueste tanto… Pero es solo al principio, de verdad, la lactancia (sea la que sea) se normaliza en poco tiempo. “Y esta falta de sueño se puede soportar?” El cuerpo se acostumbra a dormir menos y a ratos, aunque parezca mentira. (Y luego hay trucos para minimizar los efectos de la lactancia nocturna… Yo le doy tumbada y me duermo con él, pero eso es una decisión muy personal). Y poco a poco los niños van cogiendo el ritmo día-noche… A mí la mayor me sigue dando algunas malas noches con dos años y medio, pero nada que ver con un recién nacido! Bueno, pues mucho ánimo, menudo rollo te he metido 🙂 Disfruta de Pitufina ahora que está en casa, q no volverá a tener un mes nunca más

    Me gusta

  5. Hola Gloria, enhorabuena por vuestra pequeña y ánimo con los comienzos, no lo estáis teniendo nada fácil, pero es admirable que saques fuerzas para escribir el blog y contar todo lo que estás viviendo desde antes de conseguir tu embarazo. Eres una súper woman y te quiero agradecer tus blogs, ya que en mi situación (embarazada de casi 16 semanas tras 3 fiv icsi por problema cromosómico de mi marido y llena de miedos) me están sirviendo de mucho para animarme al ver cómo no pierdes las fuerzas a pesar de los obstáculos del camino. Ojalá hubiera encontrado antes tu blog! Ánimo con esos primeros meses y a ser muy felices!

    Me gusta

    1. Hola,

      Muchas gracias por tus palabras! Superwoman no,pero enamorada de mi peque sí.
      Entiendo todos tus miedos. El que pase algo y toque volver a buscar hace que no disfrutes del embarazo pero a partir de la eco de las 20 semanas ganarás mucha calma, ya lo verás.
      Ves contándome qué tal evolucionas. Esperas pitufina o pitufino?

      Me gusta

  6. Hola! He llegado por causalidad a tu blog y me he sentido super identificada con este post. Mi niña tiene un mes y lo q se supone q iba a ser una experiencia maravillosa y facil tal t como te pintan la lactancia materna, ha resultado ser mil veces peor q el embarazo y el parto. Espero q realmente sea una etapa, porque a veces pienso q estoy mas obsesionada con q mi niña coja peso o q la toma no me duela (xq la teoria d q el niño anta bien la boca y coja corectamnt es muy relativa) q disfrutando d mi bb.
    Besos y gracias x compartir tu experiencia!

    Me gusta

    1. Hola Irene! Sí, es solo una etapa. El primer mes se junta todo: dolores posparto, dudas, hormonas a mil, falta de sueño, preocupaciones, opiniones ajenas…Ahora, hay días y días pero nada que ver con el principio. La lactancia ya no es un suplicio, es complicidad, sonrisas, satisfacción…Ánimo y gracias por compartir! Besos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s