Crianza

Balance del segundo mes de mi pitufina: periodo de adaptación

Llevo retraso de posts pero entre unas cosas y otras se me han ido acumulando. Aún así, no quería quedarme sin el balance del segundo mes de Pitufina.

Como sabéis, Pitufina tuvo que estar ingresada a raíz de mi varicela. Durante ese tiempo, temía que, además de que ella se hubiera contagiado, que luego no se enganchara al pecho pero ella es una campeona y ni los bibes ni el chupo pudieron con ella.

El primer mes de vida de mi bebé lo cumplió en el hospital. Afortunadamente los análisis salieron bien y le dieron el alta. Tuvo que estar unos días en casa de mis padres hasta que yo estuviera totalmente limpia. En total, 11 días sin verla. Un suplicio. Pero pasó.

O casi. Porque a los pocos días le vimos unos granitos y, como nos habían dicho, la llevamos a urgencias para que la valorara el mismo equipo. El dictamen fue rotundo: ingresa. Otra vez en una incubadora con horarios de visita. Esta vez podía ir a verla, 1h al día, pero aún así…ufff. Tenían que descartar que fuera varicela y los análisis como hubo puente de por medio, tardaron en llegar. Mientras tanto le pusieron aciclovir para que si estuviera infectada le fuera haciendo efecto. Ingresó un lunes. El viernes, cuando llegaron los análisis y vieron que no tenía nada, le dieron el alta.

Ahora sí, ella thumb_DSC01442_1024-2fuera del hospital y yo recuperada de la cesárea  empezamos a conocernos realmente la una y la otra. Por fin, las dos al 100%. Han sido semanas de sonrisas (por favor, qué subidón su primera sonrisa), de piel con piel, de paseos, de embobamientos con las luces de colores, de muchas fotos, de miles de besos y abrazos…

Ya empiezo a saber, a veces, el motivo de su llanto. Al menos, el del hambre distingo. Nos vamos entendiendo.

Ha tenido noches en las que ha dormido 6h del tirón, otras 4 y otras 2. De todo ha habido pero por lo general, mucho mejores noches que durante el primer mes. Y el descansar se nota.

Este mes también ha sido el momento de sus primeras vacunas.  Le dieron un poco de reacción esa noche pero no pasó de los 38 de fiebre. No sabía en qué momento ir a urgencias y con 37,8 fuimos. Nos explicaron que eso es febrícula no fiebre y que no hay que hacer nada. Que si pasara de 38 le suministrásemos apiretal (paracetamol). Afortunadamente no hizo falta.

El resto de revisión del segundo mes fue correcta: percentil 55  pero nos comentó que el perímetro craneal estaba en el límite. Que tenía plagiocefalia y que si de aquí al tercer mes no mejoraba habría que derivarla al neuorocirujano. Pero de esto ya hablaré en otro post porque no quiero que se quede un mal sabor de boca de este segundo mes, el mes en el que nos hemos empezado a conocer Pitufina y yo.

 

Anuncios

10 comments on “Balance del segundo mes de mi pitufina: periodo de adaptación

  1. Un niño va a nacer

    Qué maravilla!!! Que ganas tenía de leer cosas bonitas, con los días tan maños que pasasteis. De ahora rn adelante, a mejorar! Vas a ver como todo va bien. Un beso enorme!

    Me gusta

  2. Uf! De verdad que te ha tocado difícil! De corazón, te deseo lo mejor para ti y para tu nena. ¡Feliz año y bendiciones!

    Me gusta

  3. Cosas bonitas después de tanto sufrimiento… me alegro q poco a poco os hagáis la una a la otra 😘😘

    Me gusta

  4. Vaya racha y sin embargo… si, un bonito balance el segundo mes: empezar a conoceros realmente :).

    Me gusta

  5. Pingback: Balance del tercer mes de mi pitufina: sonrisas por doquier

  6. Pingback: Tratar la plagiocefalia en un bebé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: