Ampollas en los pezones: cómo tratarlas

Parecía que tras la estancia de Pitufina en el hospital y volverse a enganchar sin problemas al pecho, la lactancia materna ya estaba controlada, pero no. Las ampollas han hecho acto de presencia y se han instalado en los pezones.

Problemas con la lactancia: ampollas en los pezones

zvvm6MZ9-2
Problemas amamantando: ampollas en el pezón

Primero aparecieron un un pezón y a los pocos días en el otro. No se trataba solo de algo estético. El dolor iba a más. Todo molestaba: el enganche, la succión e incluso después. Una vez acabada la toma sentía una especie de calor y pinchazos en uno de los pechos. Además, mi pitufina, de vez en cuando me mordía el pezón y ya lo remataba.

Hablando con una compi de Twitter, @AdoroSerMama, me enteré de que tanto las ampollas en los pezones como las perlas de leche pueden ser por dos causas:

  • Por mordidas, tirones, obstrucción de conducto…
  • Por un proceso infeccioso

Es cierto que hubo unos días en los que Pitufina estuvo más inquieta, tal vez por la crisis de los tres meses o vete a saber, y me pegó un par de mordiscos. Pero, como me comentó ella, lo principal era descartar que fuera una mastitis. No tenía fiebre ni dolor en los pechos, sólo esa sensación después de las tomas que os comentaba.

Comencé a tomarme Lactanza Hereditum. Se trata de un complemento alimenticio que en su día me recetó la asesora de lactancia para hacer frente a la ingurgitación. El dolor iba a menos pero me seguía molestando por lo que decidí llamar a una asesora para que me viera. La compi me pasó unos contactos de Edulacta y quedé con una de ellas. A pesar de que para entonces las ampollas ya no estaban, creo que la peque las reventó mamando, quería descartar que hubiese alguna infección.

Nuria, la asesora, me dijo que podía haber una mastitis subaguda. Me dijo que si en unos días más el Lactanza no hacía efecto y seguía con molestias, habría que hacer cultivo para ver qué cepa tenía y por tanto tomar el antibiótico correcto.

No ha hecho falta,  bien por el Lactanza o porque explotaron las ampollas, el dolor fue remitiendo hasta totalmente desaparecer. Esperemos que este sea el último problemas relacionado con la lactancia materna que tenga.

¿Os ha pasado a vosotras?

 

Comments

  1. amordesmadre says:

    Ay dios…me duele a mi solo de verte la foto… 🙁 espero que lo hayas solucionado.

    1. Gloria says:

      Sí, ya está 🙂

  2. Fabi Blogger says:

    A mí me pasó. Qué dolor!! Como no tuve fiebre solo me esperé a que se me reventaran y ya. Para prevenir, después de cada toma me enjuagaba con agua limpia y dejaba los pezones secar al aire. Lo curioso es que mojarlos con leche materna también funciona y dejar secar al aire también funciona para aliviar las ampollas y las grietas.

    1. Gloria says:

      Yo había leído lo de tratarlos con leche materna pero al final no lo hice. Los dejaba al aire y en una semana explotaron. Creo que el Lactanza hizo el resto.

    2. Mar says:

      Hola solo con agua se lava? No le hace mal al bebe si se revienta mientras toma? Recién me.estaba doliendo y me fijé y es como en la.fotl

      1. Gloria says:

        Sí, no hay que aplicar nada. Es el bebé el que tiene que reventarlas. No le hace daño y a ti te aliviará .

  3. A mí no me ocurrió, pero tengo amigas a las que sí, y sí me consta que es muy doloroso y molesto, yo la verdad es que ya en el hospital empecé a usar purelan porque me dolían un poco, pero al mes y medio ya dejé de ponerme porque la niña había mejorado tanto la succión que la verdad no notaba nada. Se van haciendo cada vez más expertos…

    1. Gloria says:

      A mi el purelán me sentó fatal. Me lo puse en el hospital y me infectó las heridas.

      1. Silvia says:

        Ah pero yo me lo puse sin heridas claro. Nunca me salieron heridas. Purelan lo empecé a poner cuando sentí mínima molestia antes de que salga cualquier herida

      2. Gloria says:

        Claro, yo eso no lo sabía. Me unté de arriba abajo desde el principio pero me hizo herida muy pronto.

  4. […] pedía cita con una asesora de lactancia para que me ayudase con las ampollas de los pezones, me recomendó que le diese de mamar sentada en mis piernas (postura del caballito) y me comentó […]

  5. […] materna tras 23 meses. Una lactancia que empezó con muchos problemas y que atravesó varias crisis. Fueron muchos los momentos en los que pensé que no sería capaz de seguir adelante. Pensé que no […]

  6. […] no solo había que ir haciendo frente a las crisis sino también a las ampollas en los pezones que me salieron en dos ocasiones. Nuevamente, fue la asesora de lactancia la que me ayudó y a […]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.