Dejar (o no) que los niños jueguen solos

Spread the love

No sé si conocéis a La ChicaCharcos & The Katiuskas band, una banda manchega que me descubrió hace unos meses una amiga. Su canción “Sube aquí” es mi favorita. Pero de la que os quiero hablar es de la última que han sacado “No quiero ser princesa“.

No sé si cambiará o no pero a día de hoy Pitufina no quiere ser princesa. Ni corona, ni muñecas ni ropa rosa.

¿Problema? Ninguno. Al menos para mí. Ya sabemos que comentarios en contra o que expresen extrañeza siempre vamos a escuchar. Porque si le regalan una muñeca y ella al segundo la deja en el suelo y se entretiene pasando páginas de un libro o simplemente metiendo y sacando cosas de una caja oiremos el “uy, ¿qué no le gustan las muñecas?; claro si nunca se las has comprado…”

Sobre la manera de jugar también me han hecho saber estas fiestas que no es compartida. ¿Por qué?, pues porque aunque Pitufina estaba con otros tres nenes (dos de 4 años y una de 7) yo estaba pendiente de ella.

“Déjale, si no llora no pasa nada”

Ya…pero el problema no es que se pegue un golpecito si no que se pueda tragar alguna de las mini piezas de los juguetes de los mayores.

“Déjales jugar solos”

Claro…lo haría si tus hija y los del resto le hicieran algún caso pero si cuando Pitufina va a darles un juguete, ni le miran (a no ser que sea para quitarle el que tenga ella en la mano) pues sí, estoy pendiente y juego con ella.

“¿No se entretiene sola? Mi hija sí”

Vale…Pero tú has elegido, según cuentas, no jugar con ella porque ni tú ni tu pareja sois chiqueros y claro, a base de jugar sola pues se ha acostumbrado y no reclama atención. Es vuestra elección pero no la mía. Eso no quiere decir que ella no juegue sola, (de hecho cada vez se entretiene más sin necesitar de mí) pero la mayor parte del tiempo jugamos juntas.

El otro día una mamá comentaba en instagram que había vivido el primer empujón a su peque (14 meses) en el parque. Que le sorprendió (normal) que la mamá del otro peque no dijera nada pero que ella se limitó a llevarse a su nena a otro rincón y jugar con ella. ¿Cómo actuar en esos casos?  Imagino que diciéndole al otro niño “cuidado”. Pero todo es verse en la situación. Llegado el momento no sé si sacaré las garras de mamá leona u optaré por convertirme en espectadora.

¿Os ha pasado? ¿Cómo lo gestionáis?

 

DSC00414 copia.jpg

3
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
GloriaFabiola Rodriguez Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Fabiola Rodriguez
Guest

Me ha pasado que otro pequeño le da un empujón a mi niña. Yo la consuelo, y a veces la mamá del otro niño lo corrige y a veces no. Yo corrijo a mis hijos si ellos agreden a otro, pero en cuanto crecen un poquito hay de dejarlos que libren sus propias batallas porque no vamos a estar siempre con ellos.

Gloria
Guest

Claro pero es que aún son muy pequeños. Al hijo de otros, ¿se le corrige?

trackback

[…] era para tanto y seguramente en algún momento Pitufina se lo haga a otro peque. Son cosas normales, lo sé pero el mal sabor de boca que se puso hizo que mi mente comenzase a hilar […]