Cómo resolver las mini rabietas de un bebé

8 comentarios

Dicen que son los dos años los que marcan el inicio de las famosas temidas rabietas. Pero Pitufina con 16 meses ya nos ha demostrado que sabe cómo protagonizarlas. Imagino que es una fase por la que todos los bebés han de pasar y que será complicado no experimentarlas. 

De momento, Pitufina no ha tenido ninguna gran rabieta. Pero mini rabietas, unas cuantas. Digo mini porque duran poco y no son de gran intensidad.

Tengo leído y releído ya el libro de Rosa Jové “Ni rabietas ni conflictos”. Cuando tengo un ratillo le pego una nueva ojeada con el fin de ir interiorizando algunas de las pautas fundamentales a tener en cuenta para salir lo más airosamente posible de una rabieta. 

¿Qué hacer ante una rabieta? 5 claves

Las cinco claves de Jové para resolver una rabieta son las siguientes:

  1. Comprender que nuestr@ hij@ no nos esta tomando el pelo.
  2. Dejar que pueda hacer lo que quiere. 
  3. Evitar tentaciones.
  4. No juzgarlo.
  5. Las rabietas se pasan con la edad.

Es decir, más que reñirle lo que hemos de tener presente es que es normal que las sufran. No lo hacen para hacernos rabiar. Quieren cosas diferentes a las nuestras. Debemos plantearnos si realmente lo que nos piden es algo ta grave como para no concedérselo.

Es cierto que la teoría es una cosa y la realidad es otra. No siempre es fácil ponerla en práctica. Pero bueno, lo suelo intentar.

Por ejemplo, el otro día Pitufina tuvo unas cuantas mini rabietas. Vio un pijama nuevo que le habíamos comprado hace unos meses y se lo quería poner todo el tiempo. Le intentaba explicar que el pijama es para dormir pero ella erre que erre. No espero que lo entienda pero bueno, yo se lo explico igualmente. Al final, lo que hice fue guardarlo. Si no lo veía, se acababa el problema.

Ese mismo día, se empecinó en que quería ponerse una chaqueta blanca que, aparte que no le pegaba ni con cola, le iba a dar calor. Al final, le dejé que se la pusiera y yo le cogí otra más fina para cuando protestara por tener calor, que no tardó. También quiso ponerse un gorro que le venía pequeño y un bolso de cenicienta. En fin, hecha un cuadro. Pero como no íbamos a ningún sitio de gala, pues bueno, se lo concedí.

Otra mini rabieta que ya ha ha tenido varias veces es la de no querer irse del lugar en el que estamos. ¿Cómo resolvemos esa rabieta? La mayor parte de las veces optó por decirle: “mamá tiene que ir a otro sitio, ¿vienes con mamá o te quedas aquí?; luego buscamos otro lugar para jugar; aquí volvemos otro día, ¿quieres?”. Si sigue me alejo un poco, teniéndola siempre localizada, y al poco suele venir. Cuando no lo hace y tengo mucha prisa/ veo que hay demasiada gente cerca suya y que la puedo perder de vista, simplemente voy, y me la llevo abrazada mientras se lo vuelvo a explicar y enseguida la distraigo con otra cosa. 

Es cierto, que depende mucho del humor con el que te pille y en eso en buena medida influye lo cansad@ que estés. Espero no llegar nunca a decirle “porque lo digo yo y punto” pero tampoco puedo poner la mano en el fuego por eso. No sería la primera vez que me veo haciendo/diciendo cosas que nunca pensé que haría/diría. Ya veremos…

¿Cómo resolvéis vosotr@∫ las rabietas? ¿A qué edad empezaron a tenerlas?

 

IMG_2380.jpg

 

 

Anuncios

Plural: 8 comentarios en “Cómo resolver las mini rabietas de un bebé”

  1. Bebé pingüino ya está empezando. Me parece muy pronto porque aún no tiene ni el año. Son también pequeñas rabietas. Mira que tiene mil juguetes, pues sólo quiere lo que no se puede coger: el mando de la tele, la caja de toallitas, la crema… en fin, ya sabes. Ahora le ha dado también por tocar la pantalla de la tele, dándole golpecitos. Le digo que no y llora. Pero hay veces que se tira al suelo en plan berrinche y yo me quedo loca porque me parece tan pequeño (quizás es más grande de lo que yo me pienso). En fin, tendré que ir empezando a controlarlas más en serio. Me apunto ese libro que has dicho. Gracias!

    Me gusta

    1. Creo que todo lo que hace es normal. Quiere explorar. Y poco a poco aprenderá qué es peligroso y qué no. A mi ese libro me ha ayudado a entenderla mejor. Ya me contarás qué te parece. Ánimo.

      Me gusta

  2. Eloy alguna rabieta se pilla pero leí hace mucho tiempo lo de evitar conflictos. Siempre quiere entrar en la cocina o en el baño pero si cierro las puertas, simplemente le da igual por lo que una cosa menos. Lo de la tele que comenta “Mamá Pigüino” también lo hace, por lo que opté por echar la tele hacia atrás y de momento ya no llega por lo que otra cosa menos y así un poco con todo. Hay cosas que no las puedo evitar pero en la medida de lo posible lo intentaré. Las claves que das me las apunto para cuando empiecen en serio.

    Me gusta

  3. Pingback: Los difíciles 18
  4. Pingback: Por aquí andamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s