Pitufina, mi mejor test de embarazo

Escribo ya esta entrada aunque tardaré en publicarla. Unos meses. O puede que la emoción gane al miedo y lo haga antes. O quizá, todo se tuerce y nunca llego a contarlo.

Como sabéis, hace un tiempo tuve un período de bajón. Veía fotos de hermanas y embarazos por todo IG y me dolía (de hecho, dejé de seguir algunas cuentas). Nunca me había sucedido hasta ahora. Tenía aceptado (o eso creía) que Pitufina sería hija única. Mi reserva ovárica (AMH 0´4 hace tres años) no daba opción a muchas fantasías. Pero no sé por qué empecé a agobiarme con ese tema, o más que agobio era tristeza, impotencia y rabia por no poder decir cuándo tener un hijo. Pronto se me pasó, consciente de la suerte que tengo de haber sido madre, muchas guerreras no lo consiguen nunca.

Lo acepté y seguí disfrutando de Pitufina.

Hasta que hace unos días tuve un retraso. Estábamos en la sierra, en medio de la nada y sin cobertura. Al cuarto día de no venirme la regla le dije a PapáPitufo de ir al pueblo a buscar una farmacia y comprar un test de embarazo.
Yo siempre he sido de menstruaciones muy puntuales pero además, había otra circunstancia que hizo que mi cabeza empezara a flipar: Pitufina pedía mucho pecho. Pero cuando digo mucho, es mucho. Y daba la casualidad que hacía poco había estado leyendo sobre las crisis en la lactancia y en un foro comentaban que cuando estás embarazada los peques te piden mucha teta. Pedía cada hora, o menos. Bestial.

Compramos el test, y a la mañana siguiente me lo hice. A los dos segundos se marcó la segunda raya. Estaba temblando.

De eso, hace menos de una semana. He llamado a la ginecóloga y hasta que no esté en la semana 7-8 de embarazo no me verá. Y sí, tengo miedo de que salga mal. De que vuelva a repetirse la historia: antes de Pitufina tuve un embarazo que acabó en legrado. En la eco no se veía nada, no había embrión, ni saco vitelino. Casi me desmayé en la consulta. El momento previo a la operación fue duro, ya no solo por lo que implicaba sino porque escuchaba como en la habitación de al lado una mujer acababa de dar a luz. En serio, ¿es necesario pasar por eso? ¿No pueden separar más los quirófanos?

Por eso, Pitufina es lo que se llama un bebé arcoiris 

Y ese suceso está muy presente en mi. Estoy feliz, mucho, tanto por volver a poder vivir la experiencia de la maternidad como, sobre todo, por darle un hermanito@ a ella.

Y estoy alucinando. Es cierto que si no pones medios de anticoncepción la posibilidad está ahí pero con una reserva tan baja y lo que nos costó tener a Pitufina nunca pensamos en que pudiera venir un segundo bichejo. De hecho, íbamos a mudarnos ya y se ha paralizado todo un poco hasta ver cómo queda todo. Si sigue para adelante, ojalá, nos iremos nosotras en el segundo trimestre (el piso ya está alquilado) porque me da algo de cosilla irme ya sin controlar ni el idioma ni el sistema sanitario. 

Pero, también estoy asustada. Por si sale mal. Y por si va todo bien, tener que criar a l@s dos sin la ayuda de los abuelos. Pero bueno, poco a poco. Ahora, a esperar a que pasen los días y confiar en que la eco salga bien. 

Luego, no sé si lo contaré en la semana 13, por eso de asegurar, o una vezque vea la primera eco, porque en el fondo quiero compartir esta alegría.

CONTINUARÁ

 

 

Comments

  1. diariosira says:

    Ohhhhhhh!!!! Q bieeeeeen!!! Felicidades!!! Espero q vaya muy bien 😘

    1. Gloria says:

      Muchas gracias!! Un beso

  2. Raquel says:

    Jo, qué alegría se verdad. Desde que lo he leído en IG llevo todo el día pensando en ti y en el post que escribiste sobre lo de no dar hermanitos a Pitufina. En esa época yo también estaba de bajón y se me pasó. Espero que vaya todo muy muy bien de verdad, q lo disfrutes mucho mucho. Un besote

    1. Gloria says:

      Muchas gracias, Raquel. Solo nosotras sabemos lo que significa…Sí, esta vez quiero disfrutarlo más. Lo que tenga que pasar, va a pasar igual. Un beso.

  3. sdevier says:

    Enhorabuena! Pues vamos a ir a la par parece! Y no te agobies, más lío del que tengo yo… jaja volveré a Alemania de 6 meses o más y andaré entre dos ciudades y sin médico ni piso propio y por el camino en algún lugar daré a luz 😂
    Por cierto que a nosotros también nos costó mucho conseguir a la peque y ahora todo lo contrario, ya ves!

    1. Gloria says:

      Sí?? Enhorabuena!! De cuánto estás? Volvéis por el embarazo?
      Qué pena que no vayas a estar cerquita nuestra.
      Un beso

  4. sradiaz says:

    Enhorabuena ❤

    1. Gloria says:

      Gracias!

  5. […] raíz del post en el que os hablaba de mi nuevo embarazo, algunas me habéis preguntado por el de Pitufina, por su búsqueda. He preparado varios post para […]

  6. Roseta says:

    Enhorabuena! Ojalá vaya todo para adelante, te mando muchísimos ánimos y un abrazo enorme!

    1. Gloria says:

      Muchas gracias! Un abrazo de vuelta.

  7. Paloma says:

    No tenía ni idea de esta buena nueva! Enhorabuena corazón! Un besazo

    1. Gloria says:

      Gracias!

  8. […] nueve días, así aprovecharíamos el trayecto para hacer algo de turismo. Pero al final, con la sorpresa del nuevo embarazo, hemos tenido que recortar días. Entre las ecografías y los días que libraba PapáPitufo, nos […]

  9. […] es qué hacer con el colecho. A pesar de las críticas, seguimos colechando con Pitufina. Antes de saber que estaba embarazada , tanto PapáPitufo como yo teníamos claro que no queríamos forzar el cambio de habitación de […]

  10. […] todo ello me hace sentir mal porque cuando me enteré de que estaba embarazada lloré de la emoción. No podía creérmelo. Me parecía un milagro maravilloso. Y en cambio, no […]

  11. […] al principio del embarazo el reclamo de la teta por parte de Pitufina aumentó de forma exagerada, al cabo de unas semanas sus tomas volvieron a la […]

  12. […] al principio del embarazo el reclamo de la teta por parte de Pitufina aumentó de forma exagerada, al cabo de unas semanas sus tomas volvieron a la […]

  13. […] todo ello me hace sentir mal porque cuando me enteré de que estaba embarazada lloré de la emoción. No podía creérmelo. Me parecía un milagro maravilloso. Y en cambio, no […]

Responder a sdevier Cancelar respuesta