Reflexiones maternales Vivir en Alemania

Emigrar, una prueba de fuego para la pareja

candados amor Colonia, Alemania

Una de las pruebas de fuego para una pareja es, como ya comenté, tener hijos. El cambio de vida que ello conlleva es bestial y no siempre es fácil lidiar con la situación. No creo, como afirma Samanta Villar, que tener hijos quite calidad de vida, pero sí es cierto que la cambia por completo. Sin duda, pone a prueba la pareja. 

Otra de las circunstancias que, en mi opinión, mide la fortaleza de una relación es emigrar.

Cuando te encuentras a miles de kilómetros de tu familia, cuando no tienes manos amigas que te ayuden en el día a día, cuando necesitas tomarte un respiro y te es imposible dejar a tu bebé con alguien…Cuando todo eso, y más, sucede una y otra vez acaba pasando factura. A ti y a tu pareja. 

Además, en muchas ocasiones al emigrar uno de los dos tiene trabajo, casi siempre el hombre. Quien está fuera de casa puede desconectar un rato de la rutina de casa-bebé pero también es cierto que cuando llega a casa está cansado y también tiene ganas de relajarse, no de escuchar lo mal que se ha portado el bebé o lo agobiada que estás por no conocer a nadie. Pero tú, que llevas todo el día sola lo que necesitas es poder hablar con alguien de carne y hueso, en tu idioma. Lo que más deseas es, por muy malamadre que suene, tener unos minutos solo para ti, sin tu bebé. Si no es para darte una ducha tranquilamente o para leer un rato al menos para intentar estar un rato en silencio, en paz. 

Y ni él tiene a sus amigos para tomar una cerveza y relajarse antes de llegar a casa ni tú has podido contar con ellos para disfrutar de un tiempo para ti. Y eso, un día tras otro, hace mella en la pareja. 

Consejos para sobrevivir en el extranjero

Integrarse. En mi caso, el intentar adaptarme lo antes posible al nuevo país, ha ayudado mucho al bienestar familiar. Los ratos que tengo clase y/ o que quedo con alguna mamá para ir al parque o tomar un café me dan la vida. Hay veces que puedo ir sola y otras con la peque pero aún así esos momentos rompen con la monotonía y te cargan de energía.

También es importante tener presente el porqué de emigrar. Qué os hizo tomar esa decisión y recordad que si así lo decidisteis es porque era la mejor opción para toda la familia. Como contaba Ana: Vivir en otro país y formar tu familia en él, no es tarea fácil. Es vivir continuamente fuera de tu zona de confort, de todo aquello que conoces y de la gente que te quiere. Aquí harás amigos y crearás tus vínculos, pero lleva tiempo”

Ver el lado positivo: “De corazón, es una experiencia que os va a hacer madurar, tengáis la edad que tengáis, y sobretodo no vais a tener la presión de la madre, la suegra, la tía, la prima y la vecina del quinto dandoos su opinión y sus críticas sobre cómo crias a tu bebé” (comentaba María).

Y sí, es duro. No es  fácil emigrar con hijos, sobre todo a un país en el que ni hablas la lengua ni conoces a nadie. Pero todo pasa y todo llega. Pasará el tiempo de aclimatación (la adaptación dependerá en buena parte de uno mismo, de adoptar las costumbres del país, sin renunciar a las tuyas) y llegará la recompensa. Bien sea económica, lingüística, laboral…Y haber sobrevivido a vivir en el extranjero os habrá  hecho más fuerte como pareja

Y vosotras, ¿pensáis que emigrar pone en peligro a la pareja?

Anuncios

2 comments on “Emigrar, una prueba de fuego para la pareja

  1. Ánimo en esta etapa. No lo he vivido por lo que no puedo opinar 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: