Embarazo en Alemania

Embarazada en Alemania: matrona y hospital

Como os contaba hace en otro post, vine a Alemania embarazada de tres meses. Tras las  pruebas del segundo trimestre, tocaba pensar en el curso de preparación al parto y en la elección del hospital.

Elegir hospital en Alemania

Ser madre en Alemania
En Alemania puedes elegir en qué hospital quieres dar a luz.

Una de las cosas buenas del sistema sanitario en Alemania es que puedes decidir en qué hospital quieres dar a luz. Para ello, los centros sanitarios ofrecen días de puertas abiertas todas las semanas. La cita consiste primero en una charla en la que te explican su forma de trabajar (más o menos naturalistas), los servicios que pueden ofrecerte…Después te enseñan los paritorios. Por supuesto, puedes hacer las preguntas que creas necesarias. 

En mi caso, pregunté a mamás que ya habían dado a luz en mi ciudad para que me recomendasen hospital. En función de eso, tenía más o menos claro a cuál ir aunque dudaba entre varios. De ahí la importancia de poder ir a conocerlos. 

El problema es que son, lógicamente, en alemán. Y aunque mi nivel me permita sobrevivir en el día a día atender una charla es algo fuera de mi alcance. Aún así acudí para ver, al menos, qué sensación me llevaba. Y entre eso y lo que entendí elegí el hospital.

Inscripción en el hospital y plan de parto

Una vez decidido, puedes hacer la inscripción para dar a luz. Eso no significa que hayas de elegir un día en concreto o que si se te adelanta el parto no puedas acudir allí. Siempre puedes ir. El beneficio es que si has hecho la inscripción ya tienen todos tus datos médicos y eso, sobretodo, en un urgencia es un gran paso dado. En nuestro caso, fueron ellos los que rellenaron todo el formulario, lo único que has de llevar es la Mutterepass y la tarjeta del seguro. 

Otra de las cosas que has de hacer si vas a dar a luz en Alemania es acudir al hospital a hablar con los médicos. Para ello, tu ginecólog@ te dará un volante alrededor de la semana 32. En esa cita, el profesional que te atienda te hará una exploración médica y hablará contigo del día del parto. Con él harás tu plan de parto. Puedes plantearle las dudas sobre la epidural, cesárea…todo lo que necesites saber. 

Yo esa cita la acabo de realizar, en la semana 36. Como ese mismo día había tenido revisión con la ginecóloga, lo único que hice en el hospital fue hablar con uno de los médicos que allí atienden partos. Aunque sé que el plan de parto no es algo cerrado, me ha gustado hablar sobre mis temores y sus procedimientos al respecto.

Curso preparación al parto en Alemania

Normalmente, los cursos de preparación al parto se dan en un hospital. De esta forma puedes aprovechar para conocer el lugar en el que darás a luz, a otras mamis… Pero claro, igual que en las charlas de los hospitales, esto cursos son en alemán. 

Se lo comenté a mi matrona (gracias a un grupo de Facebook ya tenía matrona -algo que aquí has de buscar casi desde el momento en el que sabes que estás embarazada por que están realmente solicitadas). Le pregunté si ella podía realizarlo, ya que habla español. Me ofreció venir un día a casa y hacernos una especie de curso intensivo. 

En él nos estuvo preguntando sobre las dudas que teníamos para aclarárnoslas (en mi caso es la segunda vez que daré a luz pero el primer parto porque Pitufina fue por cesárea). Luego nos explicó cómo PapáPitufo puede hacerme masajes para aliviar el dolor de las contracciones y cómo he de respirar yo tanto en esos momentos como en el expulsivo. Además, se ofreció a que le llamásemos si no entendíamos lo que nos decían en el hospital. Ella no podría acudir (eso no lo cubre el seguro) pero sí hacernos la traducción necesaria.

Ahora, con estos deberes hechos, solo queda esperar. Seguir con las visitas a la ginecóloga, cada vez más frecuentes, y ver cómo se va desarrollando todo. Ya os seguiré contando. 

3 thoughts on “Embarazada en Alemania: matrona y hospital

  1. Me ha gustado cómo funciona el tema allí. A mí me parece fatal que yo tenga asignado el hospital en Valladolid por mi zona de residencia porque puede que ese hospital no comulgue con mi deseo.
    Y qué bien lo que comentas de la matrona. Ya nos contarás qué tal fue. Un besote y a por la recta final.

Deja un comentario