Mi bebé no para de llorar

Desde prácticamente el día que nació, Pitufín no ha parado de llorar. En el hospital, nos dijeron que tenía un poco de líquido en la barriga y que eso le podía causar algunas molestias momentáneas. Lo cierto es que un mes después, mi bebé no para de llorar. Mejor dicho, de berrear. Y es desesperante. Por eso decidimos tomar medidas.

Mi bebé no para de llorar

Lo primero, fue consultarlo con la matrona . Aunque ya no venía a casa porque nos dio el alta, nos había comentado que la llamásemos si nos hacía falta. Así lo hice. Comentó que los motivos de los llantos podían ser varios (aunque tampoco estaba la certeza de que fuera uno de ellos).

Causas por las que un bebé no para de llorar

Entre las posibles causas de sus berridos estaban:

  • Cólicos
  • Intolerancia a los lácteos
  • Dificultad para hacer la digestión
  • Problema físico

Remedios para un bebé deje de llorar

Para lo primero, los cólicos, la matrona nos mandó unas gotas homeopáticas. Había que dárselas antes de cada vez que mamase. 

Para la intolerancia a los lácteos la cosa se complicaba. No solo es la leche son todos sus derivados que están por todas partes. Además, para notar la mejoría había que esperar un par de semanas. Después volver a introducirlos y observar su comportamiento.

Sobre la dificultad para la digestión, la matrona (y también la pediatra, porque ésta fue la única explicación que nos dio) comentó que igual comía demasiado (engordó un kilo en el primer mes y creció tres centímetros) y su sistema digestivo no tenía tiempo para hacer la digestión correctamente. Por eso, recomendó espaciar las tomas. Pero claro, si es a demanda es a demanda, ¿no?. 

Y para el problema físico nos remitió a un osteópata. 

Osteopatía en los bebés

Ya en su día, con Pitufina recurrimos a un osteópata. Gracias a él, y a un cojín especial, se le corrigió la plagiocefalia que tenía. En esta ocasión, el osteópata nos dijo que lo que le pasaba a Pitufín es que padecía de la espalda. Era normal que llorase cada vez que lo poníamos boca arriba por ese motivo. Además, eso contribuía a que le costase defecar. 

La solución: unas gotas (diferentes a las que mandó la matrona) y dos sesiones de masaje.  Hoy acabamos de tener la segunda. Además, nos dejó el saco que veis en la foto. En su día, la matrona también nos enseño a arrullarlo. Aquí se estila mucho el puckenBásicamente consiste en arropar al bebé de tal forma que le recuerde las sensaciones de bienestar que experimentaba cuando estaba en la barriga. Con Pitufín no funcionó cuando se lo hizo la matrona ni con este saco especial de ortopedia. 

Con las gotas y una sesión de masaje algo ha mejorado pero sigue llorando mucho y no aguanta más de cinco minutos en la cama despierto. Veremos mañana qué dice el osteopatía y si conseguimos que este bebe deje de llorar. 

¿Habéis sufrido algo parecido? ¿Os ha funcionado la osteopatía y/o las gotas homeopáticas? ¿Es cuestión de madurez de su sistema digestivo?

 

 

 

Comments

  1. Merimeri says:

    A mí me dijeron lo mismo cuando en el hospital Laura solo lloraba…que habría tragado líquido amniótico y le dolería la tripa, luego la estuvimos tratando de reflujo, cólicos…bueno de reflujo sin vomitar y sin tener síntomas… luego otra me dijo que era un bebé difícil y que lo que tenía era miedo. Y a día de hoy y llevándola a psicólogos ( esta semana me dan valoración) lo que tiene es hipersensibilidad…es decir que siente por demás…los cólicos le dolía mucho, el ruido, las luces , la ropa … en su día al ponerla boca arriba cerraba los puños como si tuviera vértigo o eso nos dijo la pediatra y creo que era eso lo que le pasaba. Mucho ánimo! Es muy duro pero poco a poco se pasa aunque ahora no parezca que va a llegar 😘

    1. Gloria says:

      Solo tú sabes lo que has pasado. Debe de haber sido desesperante y más cuando estabas sola en Bélgica…Yo lo que peor llevo es no poder atender nunca a Pitufina porque al no estar ella ni en la guardería, son muchas horas a solas con los dos…
      En fin, esperemos que funcione. Un beso

  2. amordesmadre says:

    Tiene que ser desesperante sentir que no puedes hacer nada para calmar a tu bebé.
    Yo estoy completamente a favor de la osteopatia en los bebés creo que no puede hacer ningun mal.

    1. Gloria says:

      Yo confío en que con la osteopatía se calme pero sí, es desesperante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.