Adaptación en una guardería alemana: Eingewöhnung

Ahora que Pitufina ya va contenta al Kindergarten (jardín de infancia) os puedo contar cómo es la adaptación en una guardería alemana. Aunque más que hablar de guardería sería de preescolar. El colegio comienza a los 6 o 7 años (en función de la madurez del niño).

En la mayoría de centros (al menos en el nuestro y en los de las mamás que conozco) para la adaptación en un guardería alemana se sigue el Berliner Eingewöhnungsmodell .

El modelo de Berlín se basa en el apoyo a los niños y a los padres en la nueva etapa. Comenzar un Kindergarten es un gran paso sobre todo si el pequeño (como es el caso de Pitufina) no ha pasado por una guardería y ésta es la primera vez que se separa de sus padres.

Poco a poco el niño va confiando en su educador.

Por eso, aquí la típica imagen de un niño llorando a mares porque sus padres lo han dejado en la puerta del colé y se han ido no sucede. El modelo de Berlín debe hacer que el comienzo en el Kindergarten sea lo más agradable posible. Es un proceso que se divide en varias fases. 

Adaptación en una guardería alemana: fases

La inclusión de un padre es una parte integral de acostumbrarse al jardín de infantes. Los niños tienen tiempo para familiarizarse con la instalación bajo la protección de un cuidador y para establecer una relación con el educador.

  1. Visita en casa

Un educador acude a casa. Así puede ver cómo se comporta en su entorno el niño y hablar de sus hábitos tranquilamente con los padres.

    2. Acompañamiento al centro

En la siguiente fase de adaptación en una guardería alemana los padres han de acompañar al peque y pasar unas horas con él. Son tres días de este modo.

En esta fase, el educador observa a tu peque, juega con él…Te piden que no juegues con otros peques para que tu hijo sepa que estás por y para él. 

      3. Estabilización y separación

En la tercera fase, el educador intenta ayudar a tu hijo a comer y jugar con él para que vaya cogiendo confianza.  En esta fase, solo has de reaccionar a las señales de tu hijo si éste todavía no ha e su hijo o interviene activamente si su descendencia aún no ha aceptado al educador. De lo contrario, la interacción solo se da entre el educador y el niño. Nosotros estamos presentes pero nada más.  

En el cuarto día se produce el primer intento de separación. Dices adiós a su hijo, y de vas de la habitación una media hora, pero te quedas cerca, para que puedas intervenir si fuera necesario.

En función de cómo reacciones el peque a esta primera separación, el proceso de adaptación durará más o menos. Si se ha comportado de manera independiente, e unos seis días finalizará esta fase. En ellos, los tiempos de estancia y separación se irán incrementando gradualmente.
Pero, si tu hijo no para de llorar y el educador no es capaz de consolarlo, el periodo de adaptación suele durar 2 o 3 semanas.

    4. Adaptación 

La adaptación se completa cuando tu hijo ha establecido un primer vínculo emocional con su educador. Tu hijo aún puede protestar cuando te vas pero el educador ya es capaz de consolarlo rápidamente. Tú ya no estás en el centro aunque has de estar disponible para acudir en ciertas situaciones si el vínculo entre tu hijo y el educador no es suficiente.

Hoy, vendrá el educador a casa. Ya os iré contando cómo ha ido la adaptación de la peque. ¿Conocíais este método? ¿Cómo fue la adaptación de tu peque?

¿Qué opinas?

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.