Mamá española en Alemania: Miriam

Miriam (@sermadrearcoiris en IG) dejó su Murcia natal por amor. Su marido (novio por aquel entonces) quería un futuro mejor y se aventuró a emigrar a Alemania. Un año después, en el 2015, lo hizo ella. Acaban de ser papás. ¿Conocemos cómo vive la maternidad en Alemania?

Tiene 25 años y en España estudió auxiliar de enfermería e hizo varios cursos. “Trabajé como camarera, cuidado de niños, ayudante en un salón de uñas, repartidora de publicidad… pero nunca tuve oportunidad de trabajar en lo mío”, comenta Miriam. Aquí (Müllheim, Alemania) sí lo ha conseguido, y desde hace tres años trabaja en un hospital. Pero, como recuerda, los inicios fueron complicados. 

“Muy duros, no entendía nada. Iba a una escuela intensiva de alemán por las mañanas, y por las tardes a unas praxis (clínica) de gastroenterología, fueron unas prácticas no remuneradas en las que me ofrecí para aprender vocabulario de enfermería. un contrato a tiempo parcial. Tenía que cojer el tren y dos autobuses y muchas veces me perdía. Tres meses después me hicieron un contrato a tiempo parcial. Tardé casi 1 año en conseguir el B2 de alemán, reconocer mi título al alemán y comenzar a trabajar en un hospital, como yo quería”.

“Estar solos nunca deja de ser duro. Nunca te adaptas o te acostumbras a las despedidas”

¿Cómo fue la adaptación?

Creo que nos adaptamos rápido, sabíamos a lo que veníamos, a trabajar y poco más. Después de 4 años aquí, tenemos horario alemán e incluso cuando vamos a España de vacaciones tenemos que adaptarnos al horario allí.

Lo que se hace difícil de sobrellevar en mi caso es el tema de la familia, estar solos nunca deja de ser duro. Nunca te adaptas o te acostumbras a las despedidas.

¿Cómo fue tu integración a nivel idiomática? 

Cuando llegamos no sabíamos nada, después de un año y un curso de integración hasta el nivel B1, relacionarnos en el trabajo y fuera de él, nos defendíamos bastante bien. Luego preparamos por nuestra cuenta el B2 en casa y nos presentamos juntos al examen, ya que lo necesitábamos para reconocer nuestros títulos al alemán. A día de hoy lo hablamos con soltura pero sigue faltándonos muchísimo vocabulario.

Maternidad en Alemania

Has sido mamá en Alemania. ¿Has tenido buena experiencia? ¿Con qué te quedas? 

Los embarazos están más controlados aqui, a nivel de que una vez que se confirma el embarazo con una ecografia con latido, te dan una cartilla de embarazada, te hacen un análisis de anticuerpos, conocer tu grupo sanguíneo… En cada cita ginecólogica también te hacen test de orina…Te suelen hacer ecografía cada 4 semanas; en mi caso me la hicieron cada 2 por aborto previo, eso sí, me hicieron pocas ecografías bonitas e imprimieron las justas. Eché de menos la típica clínica de pagO donde te hacen las ecografías en 3 y 4D porque en la ciudad donde vivo no existen. 

El parto en Alemania fue maravilloso y muy respetado, aunque los días que estuvimos en el hospital fueron muy frustrantes. Kalél nació prematuro de 36 semanas y no pudimos hacer muchas de las cosas que teníamos en mente.

Algo genial que hay aquí es el servicio de las “Hebamme”, son matronas que vienen a tu casa durante el embarazo y posterior nacimiento. Ellas escuchan los latidos del bebé, le pesan, te enseñan truquitos, te ayudan con la lactancia, preguntas… Sin duda este servicio gratuito es una maravilla para las mamás primerizas.

Me quedo con como está organizado aquí todo, y me lo llevaría a España 

Ahora tienes a tu bebé arcoiris. ¿Cómo vives la maternidad lejos de la familia? 

Tiene sus cosas buenas y malas.

La parte buena es que puedes educar, cuidar a tu hijo como diga tu instinto y nadie te va juzgar.

La otra es que se necesita cierta ayuda muchas veces. 

Kalél tiene 4 meses, se pasa el día solo conmigo, su papá llega de trabajar a las 17 y juega un rato con él; pero normalmente a las 8 es la hora de dormir. Al final solo conoce a su mamá y cuando otro desconocido intenta tomarlo, decirle cosas… él lo extraña, pone pucheros, llora y solo se calma conmigo porque no está acostumbrado a tratar con más personas… Me he apuntado a varios grupos de juego, masaje para bebés… para conocer a otras madres y bebés pero no llegamos nunca a establecer amistad.

En el tema postparto, el estar lejos tiene sus ventajas: no tienes que recibir visitas excesivas, ni consejos absurdos. Los primeros días sólo deseaba estar con mi marido y el bebé. Pero después sí que los necesitas. Necesitamos que alguien cuide de los papas, que les regalen un ratito, que nos hagan comida rica…

Estás peleando mucho con la sanidad, ¿puedes hablarme de ello?

Al mes y medio de nacido, mi hijo comenzó a tener signos de alergia a la leche. Sin embargo el pediatra me decía una vez tras otra que todo estaba bien. Hasta los 3 meses, y después de moverme mucho por varias clínicas no le diagnosticaron. Después del cambio de leche, necesitamos medicación para el reflujo (omeprazol) la cual también he tenido que pelean muchísimo. Al parecer son muy naturalistas. Es verdad que es mejor que un bebé no tome medicamentos, pero si tiene dolor al comer…Hasta que no perdió peso no se lo mandaron.

Siento que desde el principio me han tratado un poco como una loca, madre primeriza joven preocupada…  además muy cabreada ya de ultimas, y no se han centrado en ayudar a mi hijo, que lo ha pasado muy mal.

Sinceramente, creo que los profesionales sanitarios están mucho mejor preparados en España, no por lo que me haya pasado a mi, sino por la experiencia en otros sitios como dentistas, urgencias…

¿Crees que acabarás alemanizándote?

Si seguimos aquí mucho tiempo, sí, seguramente. De hecho cuando vamos de vacaciones a España ya nos notan diferentes. Allí eres el alemán y aquí el español, porque no llegas a ser tan alemán tampoco, complicado ¿verdad?

¿Hay algo que te haya sorprendido especialmente?

La burocracia, los papeleos son excesivos, aunque también bastante rápidos. Pagan puntual, pero no perdonan ni una. Mi hijo con 15 días ya recibió su número para hacienda.

¿Qué planes tenéis? ¿Tenéis fecha de vuelta?

Pues siempre vamos poniendo fechas y las retrasamos… queremos volver en el 2019. Nos gustaría probar suerte allí, ver si encontramos trabajo…

El motivo es la familia, por supuesto, aveces los días son muy largos y tristes aquí, pienso que igual con menos, allí podriamos ser más felices. 

Sino… siempre podemos volver.

¿Qué consejo darías a las mamás que estén pensando en emigrar con peques y/o embarazadas?

El sistema es estupendo, hay muchas ayudas para las mamás y los niños, excedencia por nacimiento pagada hasta los 12 o 24 meses… te permiten horarios más flexibles con la vuelta al trabajo.

Eso si, olvídate de mis parques repletos de niños hasta las tantas, aquí la vida es diferente en ese sentido. Aveces me pregunto, qué harán los niños aquí jejejeje

fa

¿Qué opinas?

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.