Mamá española en Alemania: Natalia (2)

Hasta ahora la casi totalidad de las mamás españolas en Alemania que hemos conocido tenían en común que no trabajaban fuera de casa. La realidad de Natalia es diferente. Ella y su marido trabajan fuera de casa y han de hacer malabares para cuidar de su bebé de un año. Dylan. Hoy conocemos la maternidad lejos de la familia.

Cuando Natalia (22 años, Mallorca) acabó en España su grado de FP de Administración de Empresas decidió emigrar a Alemania: “Llevaba tiempo pensándolo, las casualidades de la vida, me hicieron pasarme por una calle en la que había un cartel de “estudia y trabaja en el trabajo de tus sueños, haz un Ausbildung (formación) en Alemania y cobra 819€ durante los tres años de formación, incluyendo un curso de alemán gratuito”.

El típico anuncio de MobiPro que te lo vende todo muy bonito. Este anuncio lo vi en octubre de 2015; en Febrero 2016 estaba empezando el curso de alemán y el 26 de Junio 2016 estaba volando para Alemania… Me acuerdo como si hubiese sido ayer; estaba nerviosa por no saber como acabaría siendo todo, que tal era vivir aquí.

“Cuando pases el primer invierno aquí y no te hayas ido, podrás quedarte toda la vida”

¿Cómo fue la adaptación?

La adaptación fue rápida pues llegué en verano y ahí directamente conocí al amor de mi vida, quien es ahora mi marido.

En verano la vida es totalmente distinta a invierno, yo creo que la daptación viene después de haber pasado el primer invierno aquí. Mucho tiempo para estar en casa, te da mucho que pensar. Mi marido siempre me dijo: “Cuando pases el primer invierno aquí y no te hayas ido, podrás quedarte toda la vida”. Y ahora no hay quien me mueva de aquí. Me siento en mi casa, quiero volver a ver la nieve de nuevo y disfrutarla con mi bebé.

Estudiantes alemán, imagino que te facilitaría la integración. ¿Tu marido lo hablaba? 

En mi casa el alemán siempre ha estado porque mi padre es alemán pero fracasaron con enseñármelo a mi. Según ellos, yo me negaba.

Me tocó salir de la coraza que me daban mis padres en España y aprender el alemán directamente en Alemania.

Me acuerdo de la primera vez que le dije a mi papá que me venía a Alemania a estudiar, casi le da algo. Decía que Alemania no era el mejor país, que estaba mejor en casa. Típico de padres. Pero ahora me defiendo bastante bien; tengo que volver a remontar con algunas cosas pero puedo tener una conversación en aleman .

Mi marido va mejorando, el lleva 3 años aquí y nunca tuvo oportunidad de hacer un curso de integración pero ahora entiende más que yo.. jajajaja

Maternidad lejos de la familia

¿Cómo vives la maternidad lejos de la familia? 

Mi embarazo llegó como una bomba: al principio fue duro. Tuve un embarazo de riesgo en el que casi me pasé medio embarazo ingresada sola en el hospital.

Mi marido es Rettungssanitäter, un trabajo muy duro en el que les toca pasar muchas horas en las ambulancias, coger peso y hacer horarios nocturnos. Por eso yo estaba prácticamente sola.

Cuando nació Dylan fue casi igual. Recuerdo que 5 días después de parir ya estaba yéndome sola con el niño a hacer la compra y coger peso etc.

Al principio fue muy fácil, porque mi bebé era un bebé muy fácil que todo padre querría tener: dormía un montón por la noche, se tomaba su leche bien…Era buenísimo.

Maternidad lejos de la familia
Maternidad lejos de la familia

Trabajáis los dos fuera de casa, ¿cómo lo hacéis cuando el peque está enfermo o la kita cierra?

Pues cuando la Kita cierra tipo vacaciones, tenemos pensado coger vacaciones. Si son días puntuales en los que sabemos con antelación pues mi marido se coge una guardia de noche y se queda con él al día siguiente.

Organizarlo de la mejor forma posible.Por ejemplo antes de ir a la Kita, Dylan fue a la Tagesmutter y cuando tuvieron vacaciones vinieron mis suegros a cuidar del peque. Tengo la suerte de que puedo organizarlo con tiempo y pedirle a mi madre o a mi suegra que venga.

Si el niño se pone malo. Yo tengo la facilidad de quedarme en casa y trabajar desde casa. Pero no es que sea muy buen visto que siempre seas tú. Por eso mi marido también coge días libres cuando el niño ha estado malo.

Si tiene alguna cita de repente, es como “ay Dios mío.. y ahora cómo nos organizamos”, pero al final podemos organizarnos y llegar a todo.

¿Cómo es tu día a día?

Mi día a día es una carrera de fórmula 1. Me levanto a las 5.30 me ducho, me arreglo para el trabajo y despierto a mi bebé para ir a la Kita. A las 07:00 lo dejo puntual en su guardería y salgo corriendo a trabajar no puedo permitirme llegar a las 07:05 a la Kita porque llegaría tarde al trabajo.

Mi trabajo está a 75km de casa, lo que significa que tengo que contar con tiempo para por si acasos de la carretera. 

Normalmente llego bien de tiempo y hago mi trabajo hasta las 16.00 que salgo corriendo a buscar a mi príncipe. Depende del día voy a hacer la compra, hago la cena, pongo lavadoras, ducho al niño, organizo las cosas para el día siguiente y a dormir.

Me da una lástima que sea el primero que entra y el ultimo que sale pero su mamá también tiene que trabajar. Aquí en Alemania todas las mamas tienen Teilzeit (media jornada) o trabajan desde casa. Yo no me puedo permitir un trabajo de Teilzeit.

“No sabes lo fuerte que puedes llegar a ser lejos de tu casa”

¿Hay algo que te haya sorprendido especialmente?

SÍ, son tan cuadriculados que me da miedo que mi hijo llegue a ser así.

Otra de las cosas que me ha sorprendido es que no sabes lo fuerte que puedes llegar a ser lejos de tu carcasa. Todas las familias que estamos aquí en Alemania sabemos lo duro que es y lo fuerte que debemos ser.

Aunque a veces queremos darnos media vuelta e irnos. Aquí seguimos.

¿Cuál es tu valoración de la educación y sanidad alemana?

La sanidad española es la mejor ahora mismo. No me gustan los médicos alemanes, parecen del sigo XX. No son buenos, la medicina aquí deja mucho que desear y deberían aprender de España.

Tema educación. Por la edad de mi bebé, de 0 a 3 años, está muy bien que jueguen pero también deben aprender jugando. Y aquí en Alemania ese concepto no lo tienen. Todo lo demás perfecto. Nosotros queremos que Dylan estudie y se forme aquí. Por eso nos quedamos.

Hablas mal de la sanidad, ¿alguna experiencia que quieras compartir?

No es que hable mal es que Alemania debe aprender mucho de España. Han sido 3 casos en los que me han llamado hipocondríaca prácticamente en la cara por quejarme.

1. Mi primer parto fue una pesadilla en la que estuve más de 24 horas pidiendo la epidural y con oxitocina y la anestesista no quiso ponérmela. Vino, lo intentó y como estaba más concentrada en la cena que tenía al día siguiente con su novio pues no encontraba la vena. Mientras me la intentaban poner hablaba con el enfermero de su cita…Muy fuerte todo.

2. Se me incrustaron dos puntos por el parto y yo ya no podía caminar ni sentarme. Era un dolor insoportable, venía la matrona a revisarme y me decía: “oh, alles ser shön”. Sí bonito tenía el dolor. Me llamo hipocondríaca y después descubrieron que lo que tenía era dos puntos infectados y ya incrustados. Tuvieron que operar para volver a abrirlo y me dieron unos medicamentos que me prohibieron seguir dándole el pecho a mi bebé.

3. En febrero con una mudanza tuve un dolor muy intenso cuando cogí unos muebles. Eso me provoco un sangrado muy fuerte y fuimos de urgencia. Lo que se les ocurrió decirme es que había sido un aborto y que fue culpa mía. Encima. Me sentía fatal. 

En mayo bajé a Mallorca y me hice unas analíticas que salieron mal. Me repitieron las analíticas y con un TAC y fue entonces cuando descubrieron que lo que había era un teratoma del tamaño de una naranja grande. Operación de urgencia y gracias a mi súper ginecóloga sigo con mis dos ovarios. Si me dejo guiar por los médicos alemanes, seguiría con un teratoma que podría comerme todo el sistema reproductivo y según ellos solo con agua en el ovario por el aborto.

La verdad es que no me fío de la medicina alemana. Mi marido es Rettungssanitäter , conoce muchos hospitales de la zona y ha visto cosas que me dice que en España es totalmente antiguo. Por ejemplo, aquí prefieren pagar la diálisis a gente joven que un trasplante. España está en el número uno de todo lo relacionado con la sanidad y eso hay que celebrarlo y seguir creciendo para que algún día Alemania pueda copiar algo de España. Españoles,  sientan se orgullosos, tenemos algo muchísimo mejor que los alemanes.

¿Qué planes tenéis? ¿Tenéis fecha de vuelta?

Ahora el plan está en comprar nuestra propia casa. La fecha de vuelta está después de haber pagado la hipoteca jajajaja así que vamos para largo. Se ve que ya estamos acostumbrados a vivir aquí.

Pensando en Dylan y en la economía familiar no nos salía rentable estar pagando un alquiler cuando podemos pagar una hipoteca. 

También en forma de inversión: aquí los alquileres están a la orden del día. Podemos irnos y seguir alquilándola.

¿Crees que acabarás alemanizándote?

Ya estoy alemanizada. En mi casa se come a las 12, se cena a las 18 y a las 21 ya estamos todos en la cama. No me gusta hablar muy alto en la calle o en los bares y ahora cuando bajamos a España nos molesta bastante eso, sobre todo cuando vamos con el bebé.

¿Qué es lo mejor de vivir en Alemania?

Que en los restaurantes no se grita. Es increíble pero eso a la mayoría de los españoles que vivimos fuera no nos gusta regresar a España, ir al bar y enterarte de todos lo que dice el de al fondo de la sala, lo que está diciendo el cocinero entre otros…Parece broma pero es así.

Otra de las cosas que me gusta son las oportunidades que te brindan. Yo desde que llegué, cuando una puerta se me cerraba, se me abría una puerta mejor. En todos los sentidos, profesionalmente y económicamente hablando.

Sí,  Alemania es un país de oportunidades para la gente que realmente lo busca. Nada te llegará a casa por que si.

¿Qué consejo darías a las mamás que estén pensando en emigrar con peques y/o embarazadas?

Emigrar con bebés o embarazadas no es fácil pero tampoco imposible. Se puede lograr a base de mucho sacrificio. El Elterngeld que tienes aquí no lo tienes en España pero aquí no tienes a tu familia. Te tocará hacer de tripas corazón.

Mi consejo es que vengan con algo de alemán, se llenen de paciencia y vean la otra parte positiva de la maternidad lejos de tu familia: tú eres tan fuerte que ni estar lejos de los tuyos te rompe

¿Qué te aportan las redes sociales?

Es como mi momento de desconexión y de estar de alguna forma cerca de los míos.

También conoces muchas mamis que viven lo mismo que tú estás viviendo o han vivido eso y te pueden ayudar. A mi me ayudó muchísimo un blog de una mami española que vive aquí para todo el tema de registro y papeleo de mi bebé. Así que puedo estar agradecida con Instagram y nuestro grupo en Facebook.

….

Muchas gracias, Natalia, por hablarnos de la maternidad lejos de la familia cuando los dos miembros de la pareja trabajan. 

¿Qué opinas?

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.