Canción protesta infantil: empoderando a los niños

Atrás queda la “muñeca vestida de azul” o “el muñeco pimpón”. La canción protesta infantil de Yo soy Ratónllega para empoderar a los más pequeños y brindar a las familias una alternativa, no solo musical, sino en la forma de acercarse a sus hijos e hijas.

Y es que estamos ante una banda capaz de llevar aún más lejos el mensaje de respeto y comprensión hacia la infancia. Manu Rubio, vocalista de la banda nos habla de este proyecto y nos presenta en primicia el último vídeo en directo con el coro León Felipe.

ENTREVISTA A YO SOY RATÓN

Manu Rubio, músico, compositor, educador y psicomotricista, está al frente de Yo soy Ratón. En el año 2011 empezó a realizar talleres y conciertos sensoriales en la Escuela Infantil Reggio de Madrid. Se formó en diversas metodologías y enfoques respetuosos con la infancia y empezó a componer canciones pensando en ella. Siempre tratando de ponerse en el lugar de los niños pero sin querer infantilizarlos.

Y vio que funcionaba. Sus canciones ayudaban a que los pequeños dieran salida a sus emociones. “Canción protesta” fue su primer disco. “No soy un muñeco”, el segundo. Con ellos, y junto a la ayuda de Paul Castejón y el resto de la banda, actúan en colegios. Música y talleres con propuestas para profesores de Música, Lengua, Valores y Artes Plásticas, que se pueden adaptar desde infantil hasta sexto de primaria.

Canción protesta infantil

 El propósito de Yo soy Ratón (o al menos uno de ellos) es empoderar a la infancia, ¿no? 

Eso es. Yo creo que es la herramienta más poderosa que podemos dar a nuestros hijos e hijas. Pero para poder hacerlo es importante que los padres y las madres dejemos a un lado nuestra propia mochila y aprendamos a confiar en la persona que tenemos delante: una persona que no somos nosotros y que por lo tanto tiene sus propias necesidades. Debemos interiorizar una mirada más respetuosa hacia los pequeños de la casa. Una mirada que les haga sentirse respetados, valorados y tomados en cuenta. Con esa base, al fin del mundo.

Desde tu preparación pedagógica, ¿no es bueno que los niños escuchen canciones infantiles, como las “de toda la vida”? ¿Les infanticida demasiado?

A mi no me parece mal que los niños y niñas se conviertan en tazas, teteras y cucharones. De hecho, no todo nuestro repertorio tiene un doble sentido más profundo. Pero sí debemos tener en cuenta que los niños y las niñas son capaces de escuchar la misma canción un millón de veces, y cada vez les gusta más.

Por lo tanto, el contenido de la música que escuchen debería estar muy cuidado, porque seguramente, van a integrar su mensaje a fuego.  

Canción protesta infantil, disciplina positiva…Hay quien opina que se consiente demasiado a los niños.

Los padres y las madres hacemos lo que podemos en cuanto a la educación de nuestros hijos e hijas se refiere, pero se aprende sobre la marcha. Todos queremos que sean felices y buenas personas pero creo que nadie puede decir que tenga la fórmula mágica. Lo que te funcionó con el primer hijo, no funciona con el segundo. 

Dar voz a los niños no tiene que ver con que ellos tengan la voz cantante. Eso no tendría ningún sentido. Los pequeños necesitan cerca a unos adultos en los que apoyarse, que les den la seguridad que necesitan para crecer emocionalmente, y esto no se consigue ni siendo excesivamente estricto ni dejándoles a la deriva. Yo aun sigo buscando el término medio.  ¿Límites? Claro que sí, pero no basados en la ley del más fuerte. Así todos perdemos.

Propiciar un cambio en las relaciones entre padres e hijos

¿Las canciones están pensadas más para que los padres entiendan a sus hijos o para que estos se hagan entender?

 Las dos opciones son correctas, pero no nos engañemos, en principio son los padres y madres lo que van a dar al play o van a comprar las entradas de un concierto.

Nuestro objetivo más ambicioso es propiciar un cambio en las relaciones entre padres e hijos. Y esto solo se conseguirá si los adultos damos el primer paso. Por eso, nuestras canciones tienen dos lecturas. Una, para los pequeños y otra, que pretende mover por dentro a los padres y las madres, hacerlos reflexionar y trascender su propio ego. Hacemos lo que podemos pero siempre podemos estar más ajustados. 

En Alemania, hasta los seis años los niños, fundamentalmente juegan. Hacen manualidades, cantan, interactúan…¿Qué te parecerse tipo de educación?

Para mi es sin duda un acierto ya que es a partir de los 6/7 años cuando están más preparados para descentrar el pensamiento del movimiento físico. Me explico: cuando son pequeños necesitan moverse para pensar. Piensan en acción. Esto va cambiando a medida que crecen, siendo cada vez más capaces de permanecer quietos, sentados y centrados en un proyecto.

Hasta entonces, por regla general, y cada individuo con sus particularidades, los niños y niñas necesitan experimentar el mundo que les rodea con su propio cuerpo, guiados por su curiosidad innata y recompensados por su capacidad de asombro.

Por lo tanto, en mi opinión, obligar a los niños menores de 6 años a estar sentados largo tiempo, o a memorizar contenido curricular, responde más a una necesidad de control y una sobre exigencia por parte del adulto. 

¿Qué cambiarías en tu casa, en el colegio o en la sociedad?

Campaña escolar de Yo soy Ratón

Tenéis en marcha una campaña escolar para llevar vuestra canción protesta infantil a los colegios. ¿Cuál está siendo la respuesta?

Sí, ofrecemos una propuesta inicial que consiste en un taller de pancartas, en el que  los maestros/as deben plantear la siguiente pregunta a sus alumnos: ¿qué cambiarías en tu casa, en el colegio o en la sociedad? Después, crean una pancarta protesta con sus consignas.

La segunda parte de la campaña escolar consiste en un concierto de Yo soy Ratón en el centro educativo. Los los alumnos acuden con sus pancartas. Después del concierto, repartimos un cd de Yo soy Ratón a cada alumno y cada profesor asistente. Ya son muchos los colegios y escuelas que se han acogido a nuestra campaña escolar y el resultado ha sido realmente satisfactorio para ambas partes.

Para mi es un lujo ya que normalmente los profesores/as ya han trabajado con las canciones en el aula antes del concierto y eso hace que los niños y niñas sepan lo que esperar y estén super motivados.

Vamos a cualquier parte de España y procuramos buscar fórmulas para poder ir también a centros educativos pequeños. Cualquiera puede descargar la información completa de la Campaña Escolar desde nuestra página web.

¿Hay un tercer disco en camino?

Esa es la idea, pero no podría darte una fecha. Aún estoy la en fase creativa, y a la vez, trabajando en otros proyectos relacionados con Yo soy Ratón.

Te aseguro que no vamos a dejar de estar presentes. No estoy solo, hay a un montón de gente que está trabajando, cada uno en lo suyo, para que nuestro mensaje llegue cada vez más lejos. Estamos muy motivados porque sabemos que vamos por el buen camino. Despacito pero seguro.

Y es que cada vez hay más familias que encuentran en Yo soy Ratón una alternativa, no solo musical, sino en la forma de acercarse a sus hijos e hijas. Pero que conste que nosotros no hemos inventado nada, los temas que abordamos en nuestras letras se estudian en la universidad, y lo que es más importante, su mensaje resuena en quien lo escucha porque todos lo llevamos dentro. Sólo le hemos puesto música.  

*Nuevo vídeo en directo del coro León Felipe: la canción protesta infantil en su máxima representación.

Published by

¿Qué opinas?

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.