Mamá española en Alemania: Laura

Laura es una madrileña de 33 años que, como Natalia, vive en Berlín. Es Arquitecta y en sus ratos libres cose y pinta. Tiene una pequeña cuenta en Instagram (@maileon) donde comparte su aventura alemana.

Nos cuenta cómo vive la maternidad en Alemania y, de algo poco tratado, la (no) incorporación de la mujer al trabajo después de ser madre.

¿Por qué te fuiste a Alemania?

Acabé la carrera e hice una prácticas en Paris. La experiencia fue malísima a nivel laboral y de trato. Así que decidí buscar un lugar donde pudiera tener una oportunidad laboral sin importarme demasiado el idioma.

Y así me embarqué en un curso de alemán que me llevó como primer puerto a Bremen y desde ahí me puse a mandar currículum en todas direcciones hasta que encontré un trabajo.

¿Cómo recuerdas los inicios?

Fue bastante duro y emocionante. Me iba a vivir al extranjero, aprender un idioma, conocer gente nueva, independizarme…Por otro, lado el idioma a la vez fue mi barrera. Nadie me hablaba en inglés, con el curso que había dado tampoco me podía comunicar muy bien y tenía que aprender rápido. Así que me dediqué mucho a sonreír. ¡Me dolían los mofletes!

¿Cómo ha sido la evolución?

La evolución para mi ha sido impresionante. Mudarte lejos de tu familia, de tu zona de confort, te hace espabilar, madurar, ser abierta/o, adaptarte a los cambios, tener los ojos y las orejas bien abiertos, superar tus barreras, ser más tolerante y más paciente. Creo sinceramente que te hace mejor persona.

¿Cómo ha sido la integración idiomática?

Hablo alemán a la fuerza puesto que trabajo en alemán. Nunca nadie me ha hablado en inglés, así que tuve que aprender rápido. Aún así me costó dos años poder estar suelta en mi trabajo, entender los procesos, la literatura técnica y estar 100% segura.

Por otro lado, esa era mi única fuente de idioma alemán. Es decir, podía hablar de normativas pero no podía comentar una noticia o hechos cotidianos. Me faltaba esa otra cara de la vida y es que como muchos saben hacer amigos en Alemania no es muy fácil!jajaja.

Ser mamá en Alemania

Tienes un peque, ¿nació en Alemania?  ¿Cómo fue el parto y posparto?

Si, bebote nació aquí en Berlín.

El parto fue horrible, traumático. En mi caso, que tengo una operación de escoliosis y tengo toda la columna fija, nadie se metió en profundidad en ese tema. Todos decían: “no tiene porqué haber problemas” y el resultado fue 25 horas de parto sin poder ponerme la Epidural. Al final no pude empujar y me sacaron a bebote con una ventosa y su consiguiente carnicería para mi.

Del posparto aun no estoy recuperada 100%, sigo con dolores en el suelo pelvico, que tras esta experiencia aprendí que ¡eso existe! Cosas que nadie antes te cuenta, lo descubres siempre a posteriori. 

¿Crees que hubiera sido igual en España?

Creo que aquí te respetan más y con esto quiero decir que te dejan a ti definir más como quieres que sea tu parto. Creo que es más humano. Pero siempre que tú estés bien informada. Porque nadie te cuenta o te pregunta. Si estás informada, entonces lo respetan.

En España, me imagino que no se lo hubieran pensado dos veces y me hubieran practicado una cesárea ante la duda. En España aún hay que trabajar mucho por el respeto a la mujer en el parto y aún prima lo rápido y práctico.

Educación y sanidad en Alemania

Dos temas que preocupan a las que emigramos como mamis son la educación y la sanidad. ¿Qué nos puedes decir sobre la sanidad?

La sanidad aquí me parece nefasta. Aquí en una empresa y funciona por rendimiento y dinero. Es muy difícil que te hagan controles rutinarios como un análisis de sangre al año o ecografias de pecho o ovarios sino las pagas tú.

Tienes que estar realmente malo para que te receten un medicamento, pero te dejan una semana entera en casa hecha un cuadro.

Eso sí, con los niños me parece otro mundo. Para ellos todos es gratis y hay que cerciorarse de que no tengan esto o lo otro.

¿Y sobre la educación?

 Me he dado cuenta de que en España siempre como alumnos nos tratan como basura, desde pequeños hasta la universidad. Siempre con la de que somos los peores de Europa: que si necesitamos más idiomas, más másteres…Luego de mudarte de das cuentas de es todo mentira.

Aquí se estudia menos tiempo, mas despacio, menos cantidad y un sistema que premia y que no castiga. Lo de repetir es muy raro o que repitas una asignatura en la carrera, te miran como si fueras un perro verde.Como no estoy de acuerdo con el sistema educativo español donde se enseña desde la tarima y todos desde los 3 años hasta los 25 los pasamos sentados escuchando y escribiendo estoy muy abierta a ver que me encuentro en este sistema alemán. Donde de momento hasta los 6 años prima el jugar y el aprender divirtiéndose.

Ser madre trabajadora en Alemania

¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir allí (desde el punto de vista de la maternidad?

Lo mejor y lo peor es para mi en este caso lo mismo hay un montón de oferta/oportunidades para las madres y niños. La baja maternal es una de ellas. Pero nadie te dice que supone eso socialmente ni que te puede esperar a la vuelta a tu puesto de trabajo. Nadie te dice que ya no se va a esperar mucho de ti porque presuponen que trabajarás a jornada partida y no tendrás ambiciones porque lo “primero son los niños”.

Me he dado cuanta de la cantidad de mujeres que no solo extranjeras, sino también alemanas se las echa de sus trabajos o se las hace la vida imposible o se las coloca en otros puestos de menos responsabilidad. Me parece horrible. En la mayoría de los casos se las expulsa de sus carreras laborales y muchas, como luchadoras que son acaban montando algo por su cuenta, en muchos casos algo relacionado con los peques.

Yo no sabía a lo que me iba a enfrentar, pero tenía muy claro lo que quería. Seguir mi carrera profesional. He tenido un bebe ¿y? Sigo siendo la misma persona y mi vida también continúa. Sigo teniendo las mismas metas que antes. Por eso me pareció interesante la plataforma Instagram para también contar que pasa con esas mamis que se empeñan en seguir adelante y luchar y enseñar a la sociedad que nos tiene que aceptar. Porque no queremos que nos aparten. No es un camino fácil y no solo depende de nosotras ya lo se, el empleador juega un papel muy importante en este caso.

Pero aun así nunca deje que nadie prescribiera mi destino o hablara mal de las mujeres ¡porque tienen la curiosa situación de ser madres! Todos venimos de alguna mujer y son ellas las que hacen que el mundo funcione ¡y no al revés! 

¿Por último, qué consejos darías a las mamás que van a emigrar a Alemania?

Yo creo que la clave esta en la información. Informarse bien en que situación vienen empleada/desempleada/estudiante y ver que oportunidades hay para poder empezar o que ayudas hay. Saber que las cosas son lentas.

Pero que todo llega, no hay que dejarse amedrentar y no dejar de moverse y probar. Los niños/as tardan más o menos en adaptarse (normalmente menos que los padres), pero son esponjas que lo absorben todo. El estado es bastante proteccionista con los niños. Así que en mi opinión, es más importante la preparación de las mamis que la de los peques.

….

Gracias Laura por compartir tu experiencia para que otras mamás puedan aprender de ella.

Published by

¿Qué opinas?

Responsable » Gloria Martínez.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wp de este blog, dentro de la UE. Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.