Mi pitufina y yo en Alemania

Ya es oficial. Nos vamos a Alemania. En principio para unos tres o cuatro años pero nunca se sabe…

El caso es que aunque hay blogs de mamás en Alemania (¿hay algo sobre lo que no exista un blog? quiero compartir nuestro periplo por las tierras germanas y por no hacer un nuevo blog (he perdido la cuenta de los que ya he empezado) lo iré contando por aquí. ¿Os parece?

El mes que viene Papá Pitufo se irá para allá y empezará a buscar piso. Esperamos que en un par de meses lo encuentre y nos podamos mudar con él.

Da pereza afrontar otra mudanza (no llevamos ni cuatro meses en Madrid) pero sobre todo mucha pena porque dejamos atrás familia y amigos. Y sí, vendremos pero no es lo mismo. Sobre todo me sabe mal por mis padres, por todo lo que se van a perder de Pitufina y viceversa. Pero las cosas vienen como vienen y se tomas las decisiones esperando que sea para mejor. Principalmente pensando en ella, en Pitufina. Poder darle otro idioma. ¿Es un precio muy caro? Puede ser. Pero una vez que se ha tomado la decisión no merece la pena fustigarse por todo lo que se pierde, si no centrarse en todo lo bueno que vendrá. Y de la actitud con lo que lo afrontemos dependerá que eso sea mucho o poco.

Por eso…Alemania, ¡allá vamos!.

Anuncios