Tenemos una cita, mi pitufina

No puedo creerme que en menos de 48 horas vaya a tener en brazos a mi pitufina. Es cierto que no será el parto que hubiese deseado pero será mi parto, será la forma en la que ella venga este mundo y ahí estaré para recibirla. No podré hacer el piel con piel nada más nacer pero hará Papá Pitufo y yo, tras unas horas, también. Como él dices, “no pasa nada, tenemos toda la vida para quererla“.  Me emociono sólo de pensarlo.

Este será el último post de esta categoría y es para ella.

Read More

Afrontar una cesárea

Antes de estar embarazada, o incluso en los primeros meses, si me hubieran preguntado por si prefería parto vaginal o cesárea hubiera respondido que me daba igual, que lo importante era la salud. Pero ahora la cosa ha cambiado. Read More